Miembros de la Asociación Memoria Histórica y Justicia de Andalucía, se suman a la querella contra el franquismo en Argentina

Ayer, día 13 de junio de 2012,  nos sumamos a la querella presentada en Argentina, contra la impunidad de los crímenes franquistas. Seis miembros de la Asociación Memoria Histórica y Justicia de Andalucía, en nombre de ocho víctimas, nos adherimos a la querella. La jueza federal argentina María Servini de Cubría, “mantiene abierta una investigación a raíz de la querella presentada en abril de 2010 por abogados humanitarios de Argentina en nombre de familiares de víctimas del régimen franquista. La magistrada reclamó a España nombres de militares involucrados en aquella dictadura (1939-1975), listas de desaparecidos, de fusilados y de niños apropiados, así como la identificación de empresas supuestamente beneficiadas por el trabajo forzado de detenidos, entre otras medidas de prueba.

La jueza había archivado inicialmente la denuncia por considerar que había investigaciones abiertas en España. Pero la Cámara Federal, un tribunal penal de segunda instancia, le ordenó indagar “si efectivamente” la justicia de ese país europeo estaba actuando. Así, la denuncia volvió a manos de Servini que, en ejercicio del principio de la jurisdicción universal, liberó este mes el exhorto solicitando gran cantidad de material probatorio, como el domicilio de agentes del régimen que aún viven y certificados de defunción de los que fallecieron. Para reforzar el pedido, los abogados querellantes presentaron a Servini un nuevo documento en el que subrayan que, después de 36 años de dictadura y otros tantos de democracia en España, “no sólo no existe ni siquiera una Comisión de la Verdad, sino que no hay un solo niño al que se le haya restituido su identidad”.

Ayer ante notario corroboramos el interés de sumarnos a la querella como víctimas directas y como familiares de los crímenes cometidos por la dictadura franquista y sus integrantes, durante más de cuarenta años, desde el 17 de julio de 1936 hasta el 15 de junio de 1977, a la causa 4591/10 “N.N. s/genocidio” del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal nº 1,  de la ciudad de Buenos Aires- República Argentina. Aunque somos conscientes de la complejidad jurídica y administrativa de este tipo de Querellas, es la única vía que nos ha dejado el Tribunal Supremo y el resto de tribunales españoles, en el deseo de buscar Justicia para las víctimas y sus familias.

Después de lo ocurrido con el juez Garzón en España y el desprecio de algunos tribunales a nuestras demandas, que ni siquiera se dignan en contestarnos, ni comunicarnos sus actuaciones, la UNICA VÍA DE JUSTICIA, ha sido buscar la aplicación de la JURISDICCIÓN UNIVERSAL, indudablemente fuera de España, donde los tribunales miren la causa sin la contaminación ideológica de muchos de los tribunales españoles.

La jueza visitará España en julio/agosto próximo. Está interesada en visitar una fosa común y entrevistarse con familiares de desaparecidos. Ayer le escribí a una de las abogadas de la denuncia que vive en España y estamos a la espera de que nos conteste. Creo que sería interesante decir que formalmente la hemos invitado.